El pachulí tiene uno de los más distintivos aromas en toda la aromaterapia. Es fuerte, olor a tierral y almizcle, de manera que un poquito es suficiente. Afortunadamente, ¡un poquito es todo lo que usted necesita para ver inmensos resultados!

¿Qué es Pachulí?

Es una hierba frondosa perenne que es nativa de los climas tropicales en el sudeste de Asia. Dice la leyenda que al Rey Tut le fascinaba tanto el pachulí que exigió que diez galones de éste sean enterrados con él. Más recientemente, el pachulí fue el aroma preferido de hippies en los años 60s porque era lo suficientemente fuerte para cubrir el olor del humo de marihuana.

¿Cómo se usa el Pachulí?

Si usted tiene el aceite esencial puro, hay varias cosas que puede hacer con él. Sin embargo, debido a que es un olor tan fuerte, yo siempre lo combino con otros aceites – como bergamota, toronja, o limón –al mezclar nueve partes del otro aceite con una parte depachulí. Puede ponerlo en su quemador de aromaterapia para difundir el aroma en todo el cuarto. O, coloque 1 gota en su almohada o en un pañuelo de papel, y respire profundamente. Usted puede también poner unas pocas gotas en su baño de tina o baño de pies luego de un largo día.


Aceite esencial de Pachulí – Usos en Aromaterapia

El pachulí es tan popular porque brinda muchísimos beneficios. Sus propiedades antiinflamatorias pueden aliviar de todo, desde artritis, hasta gota y fiebres. También tiene propiedades antisépticas, de modo que es una manera muy efectiva para tratar heridas.

El aceite esencial de pachulí como un levantador de ánimo

Si usted se siente abrumado con ansiedad, depresión o estrés, el pachulí puede dar resultados transformadores de vida. Sus propiedades sedantes le ayudarán a tener un mejor descanso en la noche y ahuyentar todos los sentimientos negativos que usted siente cuando está cansado. Y, debido a que el aroma estimula la producción de las llamadas “hormonas de sentirse bien”, el pachulí rápidamente eliminará ira, tristeza y ansiedad.

Puede incluso eliminar sentimientos de indiferencia. Después de todo, ¡es imposible para sus sentidos ignorar este potente olor! La siguiente vez que usted se sienta mentalmente “atrapado”, haga uso del poder mental del pachulí.

El aceite esencial de pachulí en el romance.

Su fuerte olor almizcle hace del pachulí un maravilloso afrodisiaco. Disminuirá sus inhibiciones, de modo que usted se sentirá más cómodo expresando sus deseos. Y, debido a que es tan bueno para sacar de encima pensamientos negativos y fatiga, es el aceite perfecto para ayudarle a prepararse para una velada romántica. ¡Todos sus pensamientos se enfocarán en su pareja y su noche mágica!

Para un aceite sensual de masaje combine 1 gota de pachulí, 5 gotas de jazmín y 4 gotas de naranja con 1 onza de aceite conductor

El aceite esencial de Pachulí para cuidado de la piel

Otra gran manera de usar pachulí es diluyéndolo con un aceite conductor (como coco o jojoba) y aplicarlo directamente en la piel. De hecho, ¡puede regenerar, desinfectar, humedecer y refrescar tejidos de la piel! Adicionalmente al factor reanimante que usted siente con el aceite, el pachulí puede aliviar síntomas de una variedad de problemas de la piel – como pie de atleta, eccema, acné y caspa.

Si desea usarlo todos los días, puede hacer su propio humectante al mezclar una gota de pachulí con cinco gotas de lavanda, tres gotas de incienso y una onza de jojoba. O, haga su propio acondicionador para el cuello cabelludo al mezclar una gota de pachulí con cuatro gotas de geranio y cinco gotas de árbol de té. O haga un aceite de mansaje con una gota de pachulí, cinco gotas de jazmín y cuatro gotas de naranja en una onza de aceite conductor.

¿Está usted listo para experimentar todo lo que el pachulí tiene para ofrecer? ¡Está a sólo a un click de distancia en Aromandina!

© Cristina Proaño Zabala 2015–  Todos los derechos reservados. La información en este blog está basada en el uso tradicional de aromaterapia y no pretende diagnosticar ni tratar ninguna condición. Esta información no debe ser usada como un sustituto a una consulta médica con un profesional de la salud. No se puede reproducir ninguna parte de este blog, ni entera ni en partes, sin el permiso explícito por escrito de Aromandina.