Aromaterapia para problemas respiratorios

Tu sistema respiratorio, junto con tu corazón, es responsable de algunas de las funciones más vitales de tu cuerpo. Una reducción en la función respiratoria, ya sea menor o grave, puede tener efectos adversos en tu salud física y mental. Aunque nada puede sustituir el diagnóstico y el tratamiento de un médico profesional en problemas respiratorios mayores, hay una gran cantidad de estrategias naturales disponibles para curar dolencias menores. Una de estas estrategias es el uso de la aromaterapia para problemas respiratorios: un sistema en el que los aceites esenciales naturales se utilizan para aliviar, curar y proteger contra problemas respiratorios.

Los aceites esenciales, utilizados para problemas respiratorios, funcionan de dos maneras:

1) Al ser antibacterianos y antivirales, pueden atacar directamente a los gérmenes y matarlos de raíz.

2) Estimulan a nuestro sistema inmunológico para que esté mejor preparado para combatir las enfermedades antes de que éstas tengan una oportunidad de instalarse en nuestros cuerpos. Cuando se trata de condiciones respiratorias, algunos aceites esenciales funcionan mejor que otros.

El uso de aceites esenciales es una forma segura de evitar el fenómeno de la resistencia desarrollada en los microbios, como ocurre con los antibióticos, porque las esencias aromáticas pueden destruir selectivamente incluso las cepas resistentes“. [1]

Las infecciones respiratorias que incluyen problemas de garganta, pulmón y nariz responden positivamente a los aceites esenciales.

Los aceites esenciales antimicrobianos para dolores de garganta, gripe, resfriados, etc. incluyen:

Canela (Cinnamomum zeylanicum)
Lavanda (Lavandula angustifolia)
Limón (Citrus limon)
Niaouli (Melaleuca viridflora)
Pino (Pinus Silvestris)
Romero (Rosmarinus oficinale)
Árbol de té (Melaleuca alternifolia)
Tomillo (Thymus vulgaris)

Antiespasmódicos para relajar los bronquiolos del pulmón y puede ser utilizado para asma, tos seca y tos ferina:

Albahaca dulce (Ocimum basilicum)
Laurel (Laurus nobilis)
Ciprés (Cupresus sempervirens)
Amaro (Salvia sclarea)
Eucalipto (Eucalyptus radiata)
Hinojo dulce (Foeniculum vulgare)
Tomillo (Thymus vulgaris)

Antitusivos para prevenir la tos:
Ciprés (Cupresus sempervirens)
Hisopo (Hyssopus officinales var. decumbens)
Eucalipto (Eucalyptus radiata)
Menta (Mentha piperita)
Tomillo (Thymus vulgaris)

Expectorantes para promover la expulsión de la flema al toser o escupir:
Inmortal (Helichrysum italicum)
Hinojo dulce (Foeniculum vulgare)
Jengibre (Gingiber officinalis)
Cedro atlas  (Cedrus atlantica)
Incienso (Boswellia carterii)
Hisopo (Hyssopus officinales var. decumbens)
Pino (Pinus Silvestris)
Tomillo (Thymus vulgaris)

Inmunoestimulantes para apoyar y fortalecer la respuesta inmune:

Eucalipto (Eucalyptus radiata)
Lavanda (Lavandula angustifolia)
Limón (Citrus limon)
Niaouli (Melaleuca viridflora)
Romero (Rosmarinus oficinale)

 

Es acertado evitar cualquier posible resistencia por parte de un germen al prescribir siempre el uso de tres o cuatro aceites esenciales en combinación. Este enfoque de mezcla múltiple tenderá a minimizar cualquier riesgo de resistencia adquirida a cualquier aceite y es poco probable que las bacterias sean resistentes al mismo tiempo a los otros aceites en la mezcla“. [2]

El estrés y el insomnio a menudo acompañan a las enfermedades respiratorias, y la aromaterapia es una excelente manera de relajar. Para calmar el cuerpo y la mente, agrega 3 gotas de cada uno de los aceites esenciales de Incienso, de Amaro y de Limón a media taza de sales en el agua de tu baño, y toma un baño relajante antes de acostarte.

Cuando las etapas agudas de una enfermedad se tratan con éxito mediante la implementación de tratamientos de medicina natural, esto marca un punto de inflexión en la enfermedad subyacente“.  [3]

Métodos de aplicación:

Vaporizador

Un método de uso efectivo con un niño enfermo. Agrega un total de 10 gotas de aceite esencial o aceites esenciales escogidos en el agua. Mantenlo prendido durante la noche. Ten en cuenta que existe un ligero riesgo de que los aceites esenciales puedan dañar un vaporizador.

Inhalación de vapor

Agrega un total de 3 gotas de aceites esenciales a un recipiente con agua tibia e inhala durante aproximadamente 10 minutos para aliviar los senos nasales, los dolores de pecho y los resfriados. Cierra los ojos y cubre la cabeza con una toalla. Ten cuidado de no quemarte con el agua o el vapor. No debe ser utilizado por personas que sufren de asma o de alergias.

Baños

Llena el baño con agua tibia. Mezcla un total de 10 gotas de aceite esencial con ½ taza de sal sin perfumes. Evita: albahaca, canela, clavo, naranja, orégano, hierbabuena, hinojo, pimienta negra y tomillo.

Aplicación en la piel

Combina 3 gotas de aceite esencial con 1 cucharadita de aceite vegetal prensado al frío como almendras, coco, macadamia, oliva.

Referencias:

© 2018, Cristina Proano-Zabala, Academia Internacional de Aromaterapia en Linea. Esta información está basada en el uso tradicional de aromaterapia y no pretende diagnosticar o tratar ninguna condición. Esta información no debería ser usada como un sustituto a la guía médica de un profesional de la salud. Ninguna parte de este artículo puede ser reproducida en parte o por completo sin el permiso escrito explícito de la autora

Recibe estos artículos directamente en tu casillero electrónico, suscríbete aquí: