En India la albahaca era tan venerada, que la dedicaban a Vishnu, un Dios hindú, y se la consideraba como la reencarnación de la esposa de Vishnu, Lashkimi, diosa de la fortuna y la belleza. En efecto, la planta y el aceite esencial de albahaca merecen toda la adoración que reciben debido a sus poderosos efectos que pueden ser beneficiosos tanto para su cuerpo como para su mente.

Plinio recomendaba la albahaca contra ictericia y la epilepsia, y como un diurético. También se la conocía como un afrodisíaco. En la Edad Media se la prescribía para melancolía y depresión.

Las propiedades fortalecedoras, estimulantes y restauradoras de la albahaca ayudan a calmar la fatiga mental, física y emocional y, al ser mezclada con un aceite base y aplicada en el cuerpo, quita el cansancio de los músculos tensos. Se dice que sus propiedades restauradoras calman dolores de cabeza, infecciones respiratorias, problemas sinusales, asma y gripe.

Un aceite de verano para usarlo en invierno

Lo que es realmente impresionante acerca de la albahaca son sus propiedades restauradoras durante las estaciones de frío. Cuando la temperatura empieza a bajar y el aire a secarse, nuestro sistema respiratorio comienza a sentir la fuerza total del otoño y el invierno. Afortunadamente,  la albahaca es muy efectiva cuando se trata de congestión nasal, bronquitis, asma y tos ferina. Todo esto se debe a las propiedades antiespasmódicas naturales de la albahaca que le convierten en un aliado natural del sistema respiratorio. Las propiedades sudoríficas y febrífugas de la albahaca hacen de este aceite un refuerzo natural del sistema inmunológico, y excelente para combatir la fiebre.

– Combina los siguientes aceites esenciales: 3 gotas de albahaca y 3 gotas de lavanda con 1 cucharada de Aceite Portador Terapéutico o Aceite de Almendras. Masajea el pecho, el cuello y la espalda con esta combinación.
– En un recipiente con agua bien caliente coloca 1 gota de aceite de albahaca, cubre la cabeza con una toalla y realiza inhalaciones por 5 minutos para ayudar a abrir los senos nasales.

Remedio para la mente

El aceite esencial de albahaca es uno de los mejores aceites esenciales para curar y calmar nuestro sistema nervioso. Para los días largos y agotadores, es muy efectivo para aliviar la fatiga mental, aclarando la mente, y dándole fuerza para continuar trabajando. Debido a estas características, el aceite esencial de albahaca es recomendado para aquellas personas que tienen bajos niveles de defensa como las personas con enfermedades debilitadoras, cansancio nervioso, y quienes podrían estar en un estado mental débil y vulnerable.

– Combina los siguientes aceites esenciales: 2 gotas de albahaca, 2 gotas de romero y 1 gota de cardamomo con 1 cucharadita de Aceite Portador Terapéutico, y haz masaje en tus sienes y atrás de cuello.

– Coloca 3 gotas de aceite esencial de albahaca en un algodón e inhala directamente de ahí, permitiendo que el aroma picante aclare tu mente.

Refuerzo Emocional

Las propiedades curativas emocionales de la albahaca son también increíblemente versátiles. Miedo, ira y fatiga mental son todos factores y emociones a los que nos enfrentamos diariamente, y pueden hacer que los procesos más básicos sean más difíciles.  El aceite esencial de albahaca ayuda a aclarar la mente, conllevando a una mejor toma de decisiones. Sus propiedades reanimantes pueden ayudar a fortalecer la autoestima, disminuir los procesos de pensamiento negativos, e incluso mejorar el conocimiento de lo que nos rodea. Es incluso efectivo en estados extremos de estrés, como la depresión e histeria. La albahaca puede ser usada cuando empiezas a sentir cansancio mental durante las horas pico del día, o puede ser usada al final del día para ayudar a relajarse, aliviar el estrés y clarificar la mente para estar fuerte para el día siguiente.

Utiliza un difusor para llenar tu habitación con el aroma del aceite esencial reanimante de la albahaca, combinado con aceites esenciales de naranja y limón.

La Pócima del Amor

El aceite esencial de albahaca es considerado una esencia afrodisiaca. A lo largo de la historia ha ganado una reputación como pócima del amor. Este aceite esencial se usa para despertar los sentidos y causar una excitación de los instintos sexuales más básicos.

El aceite esencial de albahaca se puede usar para despertar una relación amorosa cuyo interés e intensidad han menguado, o cuando se pierde deseo debido a la ansiedad o falta de experiencia.

Coloca unas gotas de aceites esenciales de albahaca, ylang ylang y bergamota en tu difusor para crear un ambiente romántico con los aromas del amor.

Adquiere el Aceite esencial de Albahaca para ayudarte durante las estaciones frías, para clarificar tu mente, e incluso para darle un ambiente sensual a tu habitación.

Referencias: Guía completa de Aromaterapia, de Salvatore Battaglia;
El Libro completo de Aceites esenciales y Aromaterapia, revisado y extendido por Valerie Ann Wordwood.


© 2019, Cristina Proano-Carrion, Aromandina LLC
Esta información está basada en el uso tradicional de aromaterapia y no pretende diagnosticar o tratar ninguna condición. Esta información no debería ser usada como un sustituto a la guía médica de un profesional de la salud. Ninguna parte de este artículo puede ser reproducida en parte o por completo sin el permiso escrito explícito de Aromandina.